viernes, 22 de mayo de 2009

LESIONES OSTEOMUSCULARES

LESIONES OSTEOMUSCULARES

Verónica Andrea Ortega

Tecnóloga en Atención Prehospitalaria

Universidad Adventista

Instructora. SENA Servicios de Salud

Radioperadora numero único de Emergencias 123

Las lesiones de los huesos, articulaciones y músculos ocurren con frecuencia. Estas son dolorosas pero raramente mortales; pero si son atendidas inadecuadamente pueden causar problemas serios e incluso dejar incapacitada la víctima.

Las principales lesiones que afectan a los huesos, tendones, ligamentos, músculos y articulaciones son:

- fracturas.
- esguinces.
- luxaciones.
- desgarros y calambres.

FRACTURAS

Se define como la pérdida de continuidad de un hueso y ocurre cuando un se rompe parcial o totalmente. Puede ser causada por una caída, un golpe fuerte y a veces un movimiento de torsión (contracción violenta de un musculo). La mayoría de las veces se requiere una fuerza considerable para que un hueso se rompa, pero en niños y ancianos los huesos son mas frágiles, razón por la cual son más frecuentes las fracturas en estas personas.
Estas lesiones solamente pueden poner la vida en peligro si van acompañadas de hemorragia arterial o si comprometen el sistema nervioso, produciendo parálisis, como en la columna vertebral. Las fracturas pueden ser:

FRACTURA CERRADA.
Es aquella en la cual el hueso se rompe y la piel permanece intacta, NO hay separación de los tejidos blandos.

(Fractura cerrada)

FRACTURA ABIERTA.
Implica la presencia de una herida abierta y salida del hueso fracturado al exterior.

Ejemplo: Cuando un brazo o una pierna se dobla de tal manera que el hueso termina perforando la piel. Las fracturas abiertas son las más peligrosas; estas conllevan al riesgo de infección y de hemorragia.
Las fracturas además pueden ser:



(Fractura abierta)

FRACTURA MULTIPLE O CONMINUTA.
Cuando el hueso se rompe en varias fracciones, denominadas esquirlas.


(Fractura múltiple)

FRACTURA INCOMPLETA:
Fisura o un leño verde cuando la ruptura del hueso no es total.

(Fractura incompleta)

LUXACIONES

http://www.llfs-torrejon.com/multimedia/fotos/album/luxacion.jpg

Las LUXACIONES son la separación de dos huesos de las articulaciones que los unen, generalmente son más obvias y dolorosas que las fracturas. Una luxación se observa cuando un hueso se ha desplazado de su base. Este desplazamiento es causado, generalmente, por una fuerza violenta que desgarra los ligamentos que mantiene los huesos en su sitio y cuando un hueso se sale de su sitio la articulación deja de funcionar.

El hueso desplazado a menudo forma una hinchazón, una prominencia, o una depresión, que normalmente no está presente. Las luxaciones se pueden clasificar en: completas e incompletas.
Las articulaciones más afectadas son: hombros, codos, cadera, rodillas, tobillos, dedos, dedo grueso del pie y mandíbula.

luxada

(Luxación de dedo)

En caso de accidente automovilístico es frecuente la luxación de las vértebras cervicales.

ESGUINCE

esguinceNT_

Cuando una persona se tuerce una articulación, los tejidos (músculos y tendones) que están bajo la piel, se lastiman.
La sangre y los fluidos se filtran a través de los vasos sanguíneos desgarrados y ocasionan inflamación y dolor en el área de la lesión.
Un esguince serio puede incluir una fractura o luxación de los huesos de la articulación. Las articulaciones que se lastiman con más facilidad son las que se encuentran en el tobillo, codo, la rodilla, la muñeca y los dedos.
Es posible que la víctima no sienta mucho dolor y continúe sus actividades normalmente, con esto se retarda la recuperación de la articulación y se puede producir una lesión mayor.

La clasificación de los esguinces es:

Grado I: ocurre una pequeña distención de los ligamentos

Grado II: se produce una ruptura parcial ligamentaria.

Grado III: rompimiento total de los ligamentos. (Llevando a luxación)

(Esguince grado II) Tobillo+Esguince+2[1]

DESGARROS MUSCULARES.

Un desgarro muscular ocurre cuando los músculos o tendones se estiran y se rasgan de su punto de fijación. Las distensiones a menudo son causadas al levantar algo pesado o al forzar demasiado un musculo. Generalmente afectan a los músculos del cuello, la espalda, los muslos o la parte posterior de la pierna (la pantorrilla). Algunas distensiones pueden volver a ocurrir, sobre todo las que ocurren en el cuello o la espalda.

CUIDADO SE DESGARRA UN MUSCULITO DE ESOS.

SEÑALES GENERALES.

A menudo no es posible, determinar si se trata de una lesión en un musculo, hueso o articulación; sin embargo, algunas señales pueden darle indicios. La determinación del tipo de lesión y su gravedad, generalmente se hacen por medio de las radiografías.

tabla señales-lesiones

ATENCION GENERAL.

Si sospecha que hay lesión grave en un musculo, hueso o articulación INMOVILICE (entablille), la parte lesionada, antes de que la víctima sea trasladada a un centro asistencial.
Para realizar la inmovilización del área lesionada, es necesario que usted tenga lo siguiente:
Férulas Rígidas: Tablas, Cartón, paraguas etc.
Férulas Blandas: Manta doblada, almohada.
Vendas triangulares, o elementos para amarrar o sostener como: tiras de tela, corbatas, pañuelos, pañoletas.

CABESTRILLO
Es un elemento fundamental para la inmovilización de los miembros superiores cuando existe fractura, luxación o esguince.
Además de inmovilizar, es muy útil para elevar la zona lesionada disminuyendo la inflamación y el dolor. Generalmente se elaboran con tela.

RECOMENDACIONES DURANTE EL TRATAMIENTO.

AL INMOVILIZAR.

Cualquier tipo de lesión que comprometa hueso, articulación o musculo, tenga en cuenta las siguientes recomendaciones:

· Retire la víctima del lugar del accidente, si hay peligro.

· Realice una valoración primaria de la víctima identificando si esta consciente o inconsciente, si esta respirando y tiene pulso o esta sangrando abundantemente.

· Estas lesiones generalmente ocasionan shock, como consecuencia del dolor y de la hemorragia que las acompaña.

· Realice la valoración secundaria e identifique el tipo de lesión para hacer la inmovilización.

· Verifique si hay sensibilidad en el miembro lesionado, temperatura y coloración de la piel. Si el calzado le impide revisar la temperatura y el color de la piel, limítese a comprobar la sensibilidad.

dibujo pies y manos

· Evite retirarle el calzado, si no tiene la experiencia necesaria para realizar tal procedimiento, al tratar de hacerlo bruscamente se producen movimientos innecesarios que pueden ocasionar más daño.

· Si hay fractura abierta controle la hemorragia, cubra la herida sin hacer presión sobre ella, luego haga la inmovilización y eleve el área lesionada.

· Si los métodos anteriores no logran controlar la hemorragia, haga presión sobre la arteria más cercana al lugar de la lesión, controle la Hemorragia ejerciendo una LEVE presión directa sobre la herida, la presión debe ser leve ante la presencia de una lesión osteomuscular.

· Coloque cuidadosamente un trozo de gasa sobre el hueso y sosténgala mediante una almohadilla circular elaborada con una venda.

· Fije la gasa con un vendaje sin hacer presión. Inmovilice y eleve el área lesionada.

· Si la lesión esta acompañada de otras lesiones mas graves, como dificultad respiratoria, quemaduras, atiéndalas antes de inmovilizar.

· Acolchone el material rígido, utilizando toallas, algodón o espuma, para evitar lesiones en las articulaciones.

· Así mismo se deben proteger las prominencias óseas de rodillas, tobillos, codos y las áreas expuestas a presión como la axila, el pliegue del codo y la región genital.

· Al inmovilizar, sostengan el área lesionada por ambos lados del sitio de la lesión.

· No trate de colocar el hueso en la posición original.

dibujo inmobilizacion herida

· Coloque las férulas (tabla, cartones), de tal manera que abarquen las articulaciones que están por encima y por debajo de la fractura.
Ejemplo: Cuando sospeche fractura de codo, inmovilice hombro y muñeca.

· Ate las vendas firmemente. No amarre sobre el sitio de la fractura, los nudos deben quedar hacia un mismo lado.

· Vuelva a verificar si hay sensibilidad, la temperatura y la color de la piel.

· Si el calzado le impide revisar la temperatura y el color de la piel, limítese a comprobar la sensibilidad.

· Enfríe la zona con paños de agua para controlar el dolor y la inflamación.

· No dé masajes, ni aplique ungüentos o pomadas.

· Traslade al paciente al centro asistencial del nivel requerido más cercano al sitio del incidente si nó recibe ayuda inmediata.

Bibliografía

· Manual de primeros auxilios Cruz Roja Colombiana.

· http://www.saludencolombia.com/pages/primeros_auxilios/primeros_auxilios-05.html.

· http://espanol.answers.yahoo.com/question/index?qid=20071130162118AAxivXZ-.

· http://docencianacional.tripod.com/primeros_auxilios/cap5.htm.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada